Páginas

lunes, 2 de marzo de 2009

Amigos

1.

La mano que nos toca
siempre es la misma,
a pesar de las heridas,
aun cuando la distancia
ejerza de muro de contención
entre cuerpos fulgentes,
la mano que nos acaricia
siempre será la misma.


2.

Pasaron los años, los días,
[las horas.
Llegó noviembre
envuelto en flores negras,
junto a la caída de los primeros
[copos de nieve.
Entre la escarcha del parque
apareciste
ángel de la guarda,
silencio blanco.


3.

Casi al amanecer,
hacia la alborada,
el primer gesto del día
es un suave aliento.

4.

Bestias de sal
buscando la hendidura,
el frío de la madrugada
es una penitencia azul marino,
breve transcurrir de agua
que condensa el aire.


5.

Soñábamos con
no separarnos nunca.
Como dos niños hechos hombres.
Lloramos la ausencia
del primer tacto.
Las noches son más largas
cuanto más corto es el tiempo
que transcurre entre la marcha
de tu recuerdo y la vuelta a la realidad.


6.

Abrázame,
piel quebrada por la lágrima.
Ojos de incienso,
mar de Flandes.