Páginas

jueves, 7 de junio de 2007

El día después


Comienza el estío, mi cabeza sufre en su sienes una gran presión, nada que no resuelva el ibuprofeno, releyendo a Ezra Pound me quedo hoy con este poema: Cuando observo los raros hábitos de los perros forzosamente llego a la conclusión de que el hombre resulta superior animal. Cuando observo los raros hábitos de los hombres confieso, amigo mío, mi perplejidad.

4 comentarios:

u dijo...

hola nacho!
me encanta que te llames nacho montoto, y que pienses en pajaritas de papel.

lo que escribí bajo la margarita lo hice antes de comer, ahora ya comí,
tal vez no tengo palabras hermosas en la boca, pero tengo la tripita llena, que ya me hacía falta...


tú qué tal

u dijo...

nacho tienes muchos blogs!!!!!!!!!!!!!!!!!

si te viene la lucidez, me regalas unas sencillas palabras mágicas?

Caperucito Lorca dijo...

Nachete, ya nunca sé de ti... Si no fuera por tu blog, que de vez en cuando nos trae algo refrescante... Espero que te vaya todo bien. Un abrazo.

u dijo...

nacho, gracias! me ha encantado... oh, de verdad. siempre me gustó el sssshhhh silencio.

bien tu siesti?
beso