Páginas

sábado, 13 de julio de 2013

Un poema de W.H. Auden

                       


     SIN TIEMPO


                                          Los relojes no nos pueden dar la hora del día
                                          Para qué evento rezar
                                          Porque no tenemos tiempo, porque
                                          No tenemos tiempo hasta que
                                          Sabemos qué hora rellenamos,
                                          Por qué la hora que es, es distinta a la que fue.

                                          Ni puede satisfacer nuestra pregunta
                                          La contestación en el ojo de la estatua.
                                          Sólo los vivos preguntan qué frente
                                          Puede llevar ahora el laurel romano:
                                          Los muertos solamente dicen cómo.

                                          ¿Qué sucede con los vivos cuando mueren?
                                           La muerte no es entendida por la muerte: ni por ti ni por mí.

                                           W.H. Auden

                                           Poemas.
                                           Traducción de Margarita Ardanaz.
                                           Visor, 2011.