Páginas

martes, 9 de julio de 2013

Un poema de Ted Hughes




Dije adiós a la tierra
me metí en el viento
que entró al túnel de fuego
bajo la montaña de agua

llegué a una luz
donde no tenía sombra
vi el copo de nieve crucificado
en los clavos de la nada

oí a los átomos rezando
pedían entrar en su reino
pedían ser quebrados como el pan
en un oscuro travesaño, y sangrar.

Ted Hughes

Gaudete.
Lumen, 2010.