Páginas

lunes, 1 de julio de 2013

Un poema de Birgitta Trotzig




en el hielo

           Hielo, la calle gris resplandece de hielo, labios y
                 cuerpos, sombras vacías. Bajo el presente duro y brillante, 
  aquí y ahora, subyace otra cronología, la negrura
              atemporal, el otro estrato, el depósito de las raíces de la 
                                 muerte.

                                 Birgitta Trotzig

                                 Contexto. Material.
                                 Visor, 2005.