Páginas

sábado, 1 de junio de 2013

Un poema de Álex Chico



CAE LA TARDE



Esta luz ilumina una isla.
Un paisaje abandonado irrumpe
en la habitación.
Los últimos momentos de la tarde
construyen un presente aproximado.
Imágenes aleatorias que se superponen
y reaparecen, otra vez, en intervalos.

Los rayos, a lo lejos, se hacen tenues.
Confío en que lleguen a esa isla
y sirvan como faro en la noche que la sigue.
Observo el resto de la habitación
y me descubro solo,
como esos rincones que ya están en sombra.
Marco una línea en la pared, siguiendo
los trazos de luz que entran
en este cuarto a oscuras.

Escribo en una esquina:
afortunado quien tiene un final,
porque algo, al menos,
ha comenzado en su vida.

Álex Chico

Un lugar para nadie.
De la Luna Libros, 2013.

1 comentario:

Paz Cornejo dijo...

Me parece un poema excepcional. ¡Buscaré más de este autor! Veo que la sigues mirando la luz...

Un saludo,

Paz