Páginas

miércoles, 5 de junio de 2013

Un poema de Alejandro Simón Partal




DASEIN REMITENTE




A mí la muerte no ha de esperarme.
Nunca la he llamado, no he llegado
a coquetear con ella más allá del vacilante
remite ansioso de poética rosa.
Nunca dejé huella 
en su fresco césped de serrín.

Pero hoy voy a recogerte en tu casa, 
a llamar a tu puerta o a gritar
tu marmoleño nombre, tan fuerte
que puedas separar nódulo y aire,
tímpano y promesa.

Llegaré muy tarde para las preguntas.

Alejandro Simón Partal.

Nódulo Noir.
Renacimiento, 2012.