Páginas

miércoles, 29 de mayo de 2013

Un poema de Lola Mascarell





los días felices

Una aguja de hiel vendrá a horadarnos
el alma de los días,
como una brizna leve y pasajera
movida por un viento caprichoso.
Vendrá. Nos hará daño.
Por mucho que pongamos la costumbre de escudo.
Llegará con la furia
con que llega a la luz lo inevitable.
Y será sigilosa.
Abrirá en la dulzura de los días
una brecha de sangre,
la única rendija
por donde ha de volver nuestra alegría.

Lola Mascarell

Mientras la luz.
Pre-Textos, 2013.
XII Premio de Poesía Emilio Prados.