Páginas

domingo, 3 de abril de 2011

el ángel de las historia ( y IV)




Así dormita el ángel de la historia/ en las cornisas del tiempo/ esperando convertir en paloma el murciélago que lleva dentro/ Con la misma vehemencia que la justicia desenfunda la espada del derecho y la deja caer en la balanza del bien y el mal/ allí/ bajo ese amasijo de guerras/ se esconde la iustitia celeste/ con rostro de progreso y alma de diablo/ en una tormenta de píxeles que se pierden tras los vídeos de youtube/ espera el huracán mortal de la catástrofe/ Este huracán es lo que nosotros llamamos progreso.