Páginas

domingo, 14 de febrero de 2010

Ilustraciones coherentes (III)

Ahora ya sé quién es Dios.

Una niña baila su cometa en el cielo,
dibuja círculos que adquieren
dimensiones desproporcionadas,
así son las conversaciones entre ella
y las nubes: inverosímiles.

Tomando cierta perspectiva,
uno no sabe bien si la cometa
dirige los pasos de la niña,
o es la joven menina quien
-a golpe de muñeca-
hace de la cometa un títere
entre sus manos.

Títere, niña, cometa, nubes, sus manos...
...amores platónicos correspondidos.

Aquí comienza la historia de una revelación efímera.

1 comentario:

la mujer umbilical dijo...

http://www.flickr.com/photos/make_my_day/4356671695/