Páginas

viernes, 15 de agosto de 2008

Probabilidad

Probablemente, el encanto resida

en lo fatídico del movimiento,

esa inercia que nos tambalea

hasta que encontramos el equilibrio.

Lograr controlar ese dulce contoneo

es lo que te diferencia de las demás.

1 comentario:

Esther dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.