Páginas

viernes, 22 de agosto de 2008

Girasol de sombra


Es efímera la claridad.
Cuando el sol se marcha
los girasoles entristecen.
Tras el incendio: restos de carbón.
Cuando la luz desaparece
queda la sombra.
Bastan sólo unos segundos.

Ilustración: Nacho Montoto

3 comentarios:

Gato Nocturno dijo...

Qué fructífero eres, escribes un poema al día casi, ojalá yo también escribiera tanto pero no se me ocurren tantas cosas y con tanta frecuencia, serán las drogas...
Te pondré en los favoritos de mi blog para que tú también incluyas al Diario de un gato nocturno en tus favoritos.
Salud y Libertinaje

manolo g. dijo...

curioso el giro que aporta este girasol de sombra

Gato Nocturno dijo...

Me vas a comer la polla de tal forma y te vas a relamer de tanto gusto, que se te van a quitar las ganas de dirigirte a mí en femenino.
Muchos besos!!