Páginas

lunes, 22 de octubre de 2007

La huida (II)


Hoy has cerrado los ojos; yo no te dije que lo hicieras. Los barcos ya no atracan en el puerto. El mar cicatriza la llaga de la orilla. Las rocas conforman nichos en la arena. Tu boca es un agujero que todo lo engulle. Mis labios son el gollete de una litrona. Las nubes acompañan la exhalación. No más, por favor, no más.

Ilustración: Gatokiller

3 comentarios:

Esther dijo...

¿es eso que se ve al fondo un pulpo gigante con dos cabezas, viscoso y terrorífico?

MANDALAS POEMAS dijo...

Hola, cordial saludo. Aqui visitando tu esopacio y de veras que es un gran placer encontrarse con sitios como este. Te felicito. Te invito muy cordialmente a que visites el mio donde están depositados mis poemas. Espero tu visita y valiosos comentarios.

www.mandalaspoemas.blogspot.com

Un abrazo desde Barranquilla, Colombia.


Víctor González Solano

sergisonic dijo...

la sal del mar sobre la herida.
el niño dice
pica
pica
como el agua oxigenada

quieren que la bebamos con un embudo, y huímos. no más, por favor, no más