Páginas

domingo, 23 de septiembre de 2007

La estación


Los muros de hormigón, las prisas, la señorita de megafonía, la primera entrevista de trabajo, las colas en las taquillas, el quiosco de prensa, las tiendas de complementos, un congreso en Madrid, los guiris preguntando dónde se encuentra su andén, los paneles de información poco iluminados, los precios prohibitivos del bar-restaurante, las máquinas expendedoras, los vigilantes de seguridad, el primer viaje de Pablo, la huelga de los empleados, las luciérnagas de las paradas de taxi, los retrasos, billetes de ida y vuelta, los raíles, la cinta transportadora, la llegada del primer ministro, el reloj que tensa la hora, las nubes tras las cristaleras, los encargados de la limpieza, el primer viaje en alta velocidad, la espera, el chacachá del tren, preferente o turista, las escaleras mecánicas, los porteadores de maletas de los viajeros asiáticos, el estrés, las ganas de llegar a tu destino, las puertas automáticas, el olor tan peculiar a desinfectante, los muros de hormigón...

7 comentarios:

samsa777 dijo...

Fantástico, me encanta

Ana Muñoz dijo...

y la estación es...?

botas de agua dijo...

a serrín a serrán
yo estaba en esa estación
a serrín a serrán
antes o después pero era yo
no podía ser la señorita
ni mi primera entrevista
ni una guiri, puaj, eso lo seré fuera
no puedo ser una máquina
porque escribo luego soy
quizás una luciérnaga
o el chachachá del tren
o alguna maleta olvidada
o quizá el horrible estrés
pero no
no
no
soy la hora
la hora que tensa el reloj

Velvetina 103 dijo...

Hola Nach!

Quien nos iba a decir todo lo q cabe entre muros de hormigón...la vida saliente de entre las piedras...

Fais attention!... el agua de lluvia resblandece las alitas de las pajaritas de papel...y paradójicamente vuelan más alto...

Be.SOS.

u minúscula dijo...

MONTOTO, TU OJO ME GUSTA

sergisonic dijo...

miradas diáfanas, pequeñas historias, diminutos universos... entre muro y muro de hormigón.

Gatokiller dijo...

Estación ande se espera junto a olivos borrachos y toreros de universidad. Y al ladito, la Medina.